Entrañas del balón

RINUS MICHELS Y EL FÚTBOL TOTAL

  Muchos son los maestros del fútbol que han contribuido a que este deporte sea hoy tal y como lo conocemos. Es curioso que una de las principales revoluciones que se han producido en el mundo del balompié llegase desde un país que, hasta ese entonces, era insignificante futbolísticamente hablando.

 

En Holanda, apenas había futbolistas profesionales cuando, en enero de 1965, Marinus Jacobus Hendricus Michels se hacía con el banquillo de un equipo modesto, el Ajax de Ámsterdam, con el objetivo de librarle del descenso. “Rinus” Michels había sido jugador en ese mismo equipo del año 45 al 58, además de en otro modesto club local, el Zandvoortmeeuwen, sin embargo no tenía ninguna experiencia como entrenador.

 

Poco antes de que Michels se sentara en el banco del Ajax,  dos jóvenes jugadores del equipo habían firmado su primer contrato profesional. Eran Piet Keizer y Johan Cruyff, probablemente los primeros jugadores profesionales de Holanda.

 

Michels se ganó pronto el sobrenombre de “El General” por su fuerte carácter en los entrenamientos, pero también empezó a llamar la atención su atractiva concepción del fútbol. En esa media temporada consiguió evitar que el Ajax descendiera de categoría y, al año siguiente, conquistó su primera Eredivise. Era el comienzo de una impresionante trayectoria de Michels junto con su principal aliado en el campo, Johan Cruyff.

 

Al año siguiente, logró su primera gran machada en Europa, donde, hasta aquel momento, los equipos holandeses eran las peritas en dulce de los grandes del continente. En octavos de final vencieron al Liverpool, dirigido por otro maestro como Bill Shankly, por 5 goles a 1.

 

Hasta 1971, año en que abandonó el Ajax, Michels consiguió 4 ligas, 3 copas de Holanda y 1 copa de Europa, la del 71, aunque ya había sido finalista en la edición del 69, en la que perdió con el Milan. Sin embargo, esta derrota no sirvió para abandonar la revolución futbolística que el Ajax estaba instalando por toda Europa. Era un equipo al que siempre le gustaba tener la pelota y que siempre jugaba al ataque con un gran entusiasmo, lo que le valió la simpatía de muchos aficionados al fútbol.

 

Ese espectacular estilo fue calificado por la prensa como “Fútbol Total”, sin embargo, el propio Michels lo definió como Pressing Football y lo explicó de la siguiente manera: Consiste en acosar sin tregua ni respiro al adversario para recuperar la posesión del balón, y no ceder a ningún precio la iniciativa del ataque al contrincante, contando con dos requisitos básicos: un espíritu de lucha inquebrantable y una perfecta preparación física, sin los cuales el sistema se derrumba irremediablemente.

El estilo de “El general” se plasmaba sobre el campo en un 4-3-3, que después ha sido santo y seña del fútbol holandés. La alineación era la siguiente: como portero, Stuy, los centrales, Blankenburg y Hulshoff. Surbieer era el lateral derecho y Krol, uno de los grandes del fútbol tulipán, el izquierdo. El mediocentro era Haans, y estaba escoltado por Muhren en la izquierda y Neeskens en la derecha. La delantera era para Keizer en la izquierda, Cruyff en el centro, aunque esto es un decir porque “El flaco” jugaba con total libertad, y Swart en la derecha. En esta posición, es más conocido históricamente Rep, pero éste accedió al equipo cuando se marchó Michels en 1971 y le sucedió Stefan Kovacs, que continuó con la filosofía de su predecesor y sumó otras 2 copas de Europa para el Ajax. También hay que señalar de este equipo el hecho de que jugaba sin delantero centro puro, ya que Cruyff aparecía por todas las líneas del campo, esto era algo impensable en la época.

El “fútbol total” se basaba en una serie de puntos. Por ejemplo, era fundamental el triángulo que se formaba en el ataque y la posición de los extremos que generaban espacios para la aparición de los interiores. También hay que destacar la rapidez de la circulación del balón, Michels decía que los jugadores debían desmarcarse antes de que le pasaran la pelota. Otro punto importante eran los desmarques, que se hacían en diagonal, tanto hacia dentro como hacia fuera. Pero lo más importante era la visión ofensiva, hasta los defensas debían saber atacar, sobre todo los laterales.

Ni que decir tiene que su revolución funcionó. A los títulos ya señalados antes en el Ajax, hay que recordar el subcampeonato mundial que logró con la selección holandesa en 1974, en la que pudo contar con otros grandes jugadores como Rep o Rensenbrink, que no habían estado a su disposición en su etapa en el Ajax. Más tarde, regresaría a la selección oranje y logró el campeonato de Europa de 1988 con jugadores como Gullit, Rijkaard o Van Basten.

También triunfó en el Barcelona, con el ganó 3 títulos, 1 Copa de Ferias, 1 liga y 1 copa, en 2 etapas, del 71 al 75 y del 76 al 78.

En 1999 fue nombrado mejor entrenador del siglo XX por la FIFA, y hasta poco antes de su muerte siguió ligado al fútbol trabajando para la KNVB, organización encargada de la liga y de la federación de fútbol de Holanda.

El 3 de marzo de 2005 falleció en un hospital de Aalst en Bélgica a los 77 años tras ser operado días antes de una válvula cardíaca.

http://entranasdelbalon.blogspot.es/img/michels1.jpghttp://entranasdelbalon.blogspot.es/img/michels2.jpg

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: